Descentralización Judicial de Amambay (1985)

La concentración del Poder Judicial en Asunción, fue una constante hasta las primeras décadas del siglo XX. Exceptuando las acciones judiciales presentadas ante los Juzgados de Paz, las demás diligencias contenciosas forzosamente debieron tramitarse ante los juzgados y tribunales de la capital. Cabe destacar que el “distrito” de Punta Porá contó con un Juzgado de Paz desde fines de 1901 habiendo sido José Ramón Jiménez, el primer magistrado del Amambay.

La situación de dependencia comenzó a cambiar a partir del 18 de febrero de 1938 cuando, por Decreto-Ley Nº 4.578, durante la Presidencia Provisional del Dr. Félix Paiva Alcorta, se dispuso la creación de seis circunscripciones territoriales, entre ellas, la de Concepción. Desde entonces, pasaron a depender judicialmente de ella los Departamentos de Amambay, Canindeyú, San Pedro y Olimpo, actual Departamento de Alto Paraguay (Chaco). Recordemos que en ese tiempo, la máxima instancia judicial del país la ejercía el Superior Tribunal de Justicia (1870).

Con la creación de la circunscripción territorial de Concepción se facilitó el acceso a los tribunales de una buena parte de la población de la región del norte, entre ella, la de Amambay. Aquella contaba con Juzgados de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, Laboral, Tutelar y Correccional Del Menor y conservaba la magistratura de paz en toda la República. Sin embargo, con el transcurrir del tiempo, se hizo necesaria la extensión del programa de descentralización judicial debido a la densidad poblacional de los diversos departamentos dependientes de aquella circunscripción.

Creación de la Quinta Circunscripción Judicial de Pedro Juan Caballero

Por medio del decreto Nº 9.476 del 17 de abril de 1985 se creó la Circunscripción Judicial de Amambay y por acordada Nº 43 del 8 de mayo del mismo año, la Corte Suprema de Justicia dispuso la remisión de todos los expedientes tramitados en Concepción que correspondían al Amambay para que, por razones de competencia prosiguieran sus trámites en la nueva circunscripción judicial.

El primer juez nombrado para integrar el Tribunal de Apelación fue Mariano Evelio Fiore; el Juzgado de 1ª Instancia en lo Civil y Comercial recayó en Adalberto Fox Méndez; el Ministerio Público le correspondió a René Molas y la Defensoría quedó a cargo de María Francisca Prette de Villanueva. La Justicia de Paz Letrada se creó en 1987 y el primero en ejercerla fue Buenaventura Gómez. Al año siguiente se contó con un Juzgado Criminal de segundo turno bajo la responsabilidad de Arnulfo Arias Maldonado. La nueva dependencia judicial funcionó en el local de la calle Yegros esquina Gral. Bruguez.

Otras sedes judiciales fueron la vivienda de la familia Cáceres Peña, donde funcionó temporalmente el Tribunal de Apelación Civil, Comercial, Laboral y Penal. En la casa de Constancio Juan Carlos Araújo, funcionó el Juzgado de Paz y la Oficina Administrativa. Con la implementación del Nuevo Sistema Procesal Penal, se tomó en alquiler el Edificio Casa Liz, propiedad de Celso Cabello Delgado, sobre la calle 14 de Mayo esquina Carlos Antonio López en donde funcionaron los Juzgados Penales de Garantías, Juzgados de Liquidación y Sentencia y el Tribunal de Sentencia.

Palacio de Justicia

El 9 de julio de 2004 se dio la palada inicial para la construcción de la futura sede del Palacio de Justicia de Pedro Juan Caballero; el mismo quedó inaugurado el 25 de enero de 2006. Esta obra constituye uno de los hechos más relevantes de la historia de la administración de justicia en el departamento de Amambay.

La construcción ha concluido en el mes de diciembre del año 2005 y a pesar del tiempo transcurrido sigue manteniéndose hasta la fecha en perfectas condiciones edilicias gracias a los periódicos trabajos realizados en ese sentido por Sección de Obras Civiles del Departamento Administrativo Financiero, Sección que se encarga del cuidado y mantenimiento de las infraestructuras edilicias con que cuenta la Circunscripción Judicial, así como sus instalaciones especiales, (eléctricas, electromecánicas, ascensores, climatización), demás componentes edilicios aledaños como estacionamiento, parques y jardines, ello le ha permitido al PALACIO DE JUSTICIA ser considerado como uno de los edificios emblemáticos de la ciudad, punto de referencia de estudiantes que culminan sus estudios para la toma de fotos de fin de curso, tanto de Pedro Juan Caballero como de la ciudad de Punta Porá, Brasil, ya ha servido para la realización de encuentros y manifestaciones comunitarias, actos culturales organizados por la Municipalidad y otras Instituciones Gubernamentales y Educativas, en fin un lugar destacado en el ámbito de las actividades no sólo jurisdiccionales sino de todos los estamentos que componen la sociedad Pedrojuanina.

PALACIO